creaby

¿Por qué te interesa el storydoing en tu estrategia digital?

storydoing

En Creaby siempre destacamos la importancia de una buena estrategia de marketing digital para poder llegar a nuestro público. Sin embargo, muchas veces nos vamos a lo básico y no atendemos a las tendencias que aparecen cada año, y este es el caso del storydoing. Te contamos qué es y qué puede aportar a tu empresa.

Una de las habilidades mejor consideradas en el marketing digital es la capacidad de elaborar historias que conecten con el público. Las historias deben llegar al público y deben reflejar no solo el mensaje que quieres transmitir, sino aquellas características que representen tu empresa y que convenzan a la gente para optar por ti y no por otros.

Seguramente habrás oido hablar previamente del storytelling,  que es la creación de un discurso que represente los valores de la empresa o su identidad de marca, atraiga al perfil de consumidor objetivo y resulte atractiva a los ojos de la audiencia. Pues el storydoing es el paso siguiente. Es la evolución del storydoing a una idea bien ejectuada.

Se podría definir como la capacidad de transformar los conceptos, las ideas, las narraciones… etc; en acciones reales naturales y eficaces. Dicho de otro modo, en la expresión “no es lo mismo decirlo que hacerlo” el storytelling es “decirlo”, y el storydoing es “hacerlo”.

¿Qué implica el storydoing? No es simplemente contar tu historia y esperar a que tu público la compre a base de repetirlo. No, el storydoing va mas allá, no debe ofrecer una historia, debe ofrecer una experiencia. Y esa experiencia debe responder a los valores de tu empresa y demuestre que lo que transmites es real, transparente.

Dicho de otra manera, ya no se trata de simplemente buscar la historia que más llegue sino de ofrecer una experiencia única. Y aunque esta idea pueda sonar muy idealista y abstracta, cada vez son más las empresas que llevan a cabo el storydoing. El ejemplo más claro de ello es Apple, que no ofrece sus productos, sino unos valores que se presentan como muy atractivos.

Otro ejemplo muy claro es el de Coca-Cola, al que rápidamente habrás asociado con la felicidad, puesto que es su valor más característico. La marca de bebidas por excelencia busca mostrar los mejores momentos en los que compartimos nuestros valores con otras personas. Bic también llevó a cabo una campaña similar aludiendo al talento de las personas que se dedican al dibujo a las artes gráficas.

Por último, un gran ejemplo que te hará entender el storydoing a la perfección es el anuncio de Nivea. La marca de cosméticos era consciente de que a los niños no les gusta ponerse protector solar, por lo que intentó concienciar a los más pequeños a través de un muñeco, el “Nivea Doll” que cambiaba de color tras estar expuesto al sol durante un largo tiempo.

+ posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *